martes, 20 de mayo de 2014

Ya pasó el invierno, el crudo invierno.


Hace meses, tantos que se han podido agrupar en medidas de tiempo mayores, surgió la posibilidad de realizar un montaje conjunto con el grupo uhartarra Kromlech al que Ventura Ruiz había conocido participando en la obra "Media luna tatuada". 

Buscamos un texto que nos interesara, un texto que nos hiciera disfrutar del trabajo que supone llevar a escena una historia. Y ese texto fue una adaptación de una película de Kenneth Branagh "En lo más crudo del crudo invierno". Adaptación realizada por nuestra directora Ana Maestrojuán.

Lo primero que hicimos fue quedar todxs para ver la película juntxs y decidir si ése era el camino que queríamos iniciar, si esa trama, esos personajes, nos interesaban lo suficiente como para transmitir ese interés al público y hacerlo disfrutar de nuestro trabajo.

 Decidimos que sí, que queríamos investigar el metateatro, dejarnos empapar por las personalidades de cada uno de los personajes y transitar por el invierno.

Momentos entrañables, momentos duros, momentos de disfrute y de nervios. Momentos...

Cada unx de nosotrxs nos quedaremos un tanto inconclusxs al abandonar la piel de nuestros personajes ahora que el invierno se acaba. Nina, Terry, Henry, Max, Molly, Joe, Fachez y Wendy han sido parte de nosotrxs y, en la vieja iglesia destartalada de Esperanza, aún se escucharán sus voces y se percibirán sus anhelos por demostrar al mundo que hay cosas por las que merece la pena vivir.



Gracias.
Han sido 12 representaciones. Y éste fue nuestro último auditorio: el Iortia de Altsasu-Alsasua.